Shaira Mulia Shaira Mulia

El trabajo del sector económico con las autoridades estatales redujo los delitos cometidos contra la actividad económica hasta en 38 %

  • Llama Concaem a que mayor número de empresas y comercios se sumen a participar en los proyectos en materia seguridad que generan estrategias focalizadas y de mayor impacto

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización en las Empresas, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el último año el número de delitos cometidos a empresas o negocios en el Estado de México descendió 38 por ciento. 

Este indicador, desde la perspectiva del sector empresarial, está relacionado con la estrecha coordinación que se ha establecido con la Secretaría de Seguridad del Estado de México y las unidades económicas, para eficientar el proceso de atención de este tipo de eventos.

Gilberto Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem) señaló que si bien el robo, asalto y el robo de mercancías siguen siendo las principales problemáticas  que aquejan al sector, las iniciativas impulsadas desde Concaem han tenido resultados positivos al atender -de manera focalizada- los puntos de mayor incidencia delictiva e identificados como los más complicados para el sector productivo.

“Hemos establecido una serie de estrategias relacionadas con el intercambio de información, el establecimiento de "mapas de calor" y la atención focalizada en puntos de mayor interés. El trabajo que nos queda por delante es aún demasiado, pero entendemos que es uno de los principales elementos para abatir los hechos delictivos. Los avances, sin duda, están relacionados con la participación activa de las empresas”.

El estudio presentado por el Inegi, a partir de la Encuesta de Victimización de Empresas, permite identificar que uno de los puntos que ha sido determinante es el costo que significa la inseguridad para las unidades económicas, más de 55 mil pesos por cada negocio, relacionado en buena parte con las inversiones que deben hacerse para la contratación de alarmas, guardias de seguridad o sistemas de protección.

Sauza Martínez explicó que se ha apoyado a las empresas, principalmente a través de la instalación de botones de pánico para la conexión efectiva con el C5 tanto del Valle de Toluca como el del Valle de México, además de operar grupos de atención inmediata en zonas industriales y de mayor comercio.

El dirigente empresarial señaló que uno de los puntos base para ir avanzando en temas de seguridad, es la presentación de las denuncias, pues al momento la cifra negra sigue siendo de alrededor del 91.5% de los delitos que no fueron denunciados, o de los cuales no se inició una carpeta investigación.

Al respecto, explicó que Concaem ha trabajado de manera efectiva con el objetivo de brindar información precisa y sistematizada a las autoridades, a fin de conocer los delitos cometidos, pero insistió en la necesidad de establecer Ministerios Publicos especializados que acompañen a las víctimas, permitan tener entrevistas mucho más precisas y ágiles, de manera que gradualmente disminuyan tanto el número de delitos que no son  investigados, como la percepción de inseguridad entre la población.

“La cifra negra se atiende a través de la información que desde las unidades económicas podemos entregar a la autoridad, por el conocimiento que tenemos de los delitos a partir de nuestros trabajadores, pero además del proceso que se realice para que sea más sencillo y efectivo el presentar una denuncia. Es un camino largo, pero estamos avanzando en su implementación”.

Señaló que en un año económicamente complicado como el actual, es indispensable dar certeza jurídica a las empresas para seguir su operación, fortalecer el marco jurídico y dar las garantías de que invertir en el Estado de México es sinónimo de la generación de riqueza, empleo y bienestar para la sociedad.