Berenice León Berenice León

Comienza el respiro para restauranteros, les espera un reto fuerte para superar crisis

Tras 3 largos meses de confinamiento restauranteros regresaron a su servicio habitual, y en un esfuerzo por reactivar empleos y su economía, se adaptan a las nuevas medidas sanitarias y acceso controlado de comensales.

Atlacomulco, Estado de México.- Con Tapetes sanitizantes; termómetros; cubrebocas y mascarillas para el personal; nuevas reglas de atención al cliente; y protocolos sanitarios modificados, es como volvieron a la vida estos restauranteros mexiquenses.

Para no superar el 30 por ciento de capacidad y evitar el lleno total hasta que nuevo aviso, habrá quienes optaran por las reservaciones anticipadas, continuando con el servicio a domicilio y solo para llevar, además de permitir que sus empleados regresen, pero de forma escalonada, pues el dinero para completar las nóminas habituales tardará en reflejarse.

Alejandro Jiménez mantuvo el servicio de su establecimiento ubicado en Atlacomulco a puerta cerrada con escasos pedidos, y nunca había sentido tanta emoción al ver llegar a un comensal a unos cuantos minutos de haber reabierto.

“Abrimos con mucha incertidumbre, de hecho, nos juntamos todo el equipo antes de abrir la puerta, y pues exactamente con toda la confianza puesta en que las cosas saldrían bien; y que agradable sorpresa que cuando abrimos a los 5 minutos entraron 2 clientas y al minuto llegó otra familia de 4 personas, y pues ya nos hicieron el día”

A partir de ahora y hasta que la situación económica mejore, al sector le espera un reto difícil para poder recuperarse de la crisis causada por la pandemia y para la mayoría la prioridad es evitar el cierre definitivo por falta de capital, negociar con sus arrendadores, y buscar opciones de financiamiento.

Da clic para escuchar la nota completa

Deja un comentario